Sentimiento Verde
Junín. Bs. As. Argentina - Domingo, 30 Abril 2017 18:44 hs.
Sentimiento Verde
 
 
 
31-12-2012 | 23:50
  Por Matías Migliavacca para el Diario La Verdad
"Fue un año buenísimo porque cumplimos los objetivos"
 
El 2012 fue uno de los mejores años en la historia de Sarmiento y Sergio Lippi lo analiza. Consiguió el campeonato de la Primera B Metropolitana, ascendió a la B Nacional después de siete años, desarrolló una excelente participación en la Copa Argentina, y logró consolidarse en la segunda categoría del fútbol argentino, algo que no había podido hacer en otras oportunidades.
 

 Sin dudas, los grandes protagonistas de todos estos logros fueron los jugadores. Pero hubo un “jefe”, un ideólogo, que tuvo la inteligencia y capacidad de armar un grupo de ganadores: Sergio Lippi.

El entrenador dialogó con LA VERDAD DEPORTIVA e hizo un balance del año. Además, se refirió al buen semestre que realizó el Verde en la B Nacional, destacó el funcionamiento del equipo y reconoció el respeto que se ganó de sus rivales. “A un recién ascendido no siempre lo respetan como lo hacen con nosotros”, dijo el técnico y agregó que eso “es un mérito muy grande del grupo de jugadores”.

-Se cerró un gran 2012 que incluyó el ascenso y un buen semestre en la B Nacional

-Fue un año buenísimo porque cumplimos los objetivos, algo que en el fútbol siempre es importante. Hicimos un gran campeonato en la B Metropolitana, donde obtuvimos el título y el ascenso, con una buena cantidad de puntos, realizamos una muy buena Copa Argentina y tuvimos un gran semestre en la B Nacional, con jugadores que se anexaron en junio.
-¿Cuáles fueron las claves de Lippi como técnico para armar un plantel campeón y otro que está peleando los primeros puestos?
-La tarea más importante del entrenador y la que menos se ve es armar el plantel al comienzo de la temporada porque después, a lo largo del torneo, se necesita de todo, ya que hay lesiones, expulsiones, ausencias.
Esto arranca en mayo de 2011, con Sarmiento en una situación delicada, estaba último en la B Metropolita y una gran cantidad de partidos sin ganar. Nosotros llegamos faltando cinco fechas y no nos podemos olvidar de eso porque es el punto de arranque de este ciclo. Hubo que armar un equipo nuevo, hubo muchas bajas y también varias altas; varios de los que vinieron todavía están. Se armó un plantel importante de buenos profesionales, dispuestos a trabajar y comprometerse con el proyecto. Con ese equipo se realizó una espectacular campaña y, después, con la base armada se hicieron nuevas incorporaciones en el segundo armado del plantel para jugar la B Nacional, con jugadores que conocían la categoría.
Se conformó un grupo muy importante. Tuvimos que atravesar momentos difíciles con lesiones graves. A Carretero lo perdimos por todo el torneo, Dematei se desgarró en la fecha 8 y no lo pudimos usar más, Andrizzi y Quiroga estuvieron cuatro o cinco fechas afuera, Cuevas también sufrió una lesión severa. Entonces eso demuestra que se necesita de todos en una campaña larga porque siempre arranca un equipo y muchas veces no es el equipo que termina. Por eso, diseñar un plantel de 30 jugadores, donde también hay que incluir juveniles, es la tarea más importante de un entrenador.

-Armaste un plantel de Primera B, que gran parte hoy está jugando en el Nacional.

-En el armado de la B Metropolitana vino Tucker, Dematei, Maidana, Garnier, Quiroga, Andrizzi, luego Cuevas; todos jugadores que todavía están, que tuvieron un gran rendimiento y están comprometidos con un proyecto que en una división (Primera B) tenían que pelear el ascenso y en la otra (Nacional B) el objetivo es diferente, ya que en el inicio había que tratar de hacer pié en una categoría que a Sarmiento siempre le fue esquiva. A partir de ahí, en la medida que vas sumando puntos te va permitiendo estar arriba; nosotros tuvimos la fortuna de estar bien ubicados producto de los puntos que conseguimos y la idea es seguir por ese camino, con humildad y mucho sacrificio.

-¿Cuánto valió el triunfo contra Central en la primera fecha para tomar confianza?

-Para nosotros fue muy importante porque le ganamos de visitante a uno de los grandes candidatos. Central arrancó muy mal, pero sabíamos que iba a levantar por el entrenador y los jugadores que tiene.
Nos vino bien jugar contra ellos en la primera fecha. Yo me acuerdo que me enteré antes de que se publique y estábamos conformes de que nos tocara en el arranque porque era un equipo que se estaba armando y venía de un sacudón fuerte por no poder ascender y nosotros teníamos la base armada.
Además, sabíamos que si podíamos manejar ese enorme caudal popular de gente que lo acompaña, todo ese apoyo se iba a transformar en una presión para Central.
Tuvimos la fortuna de abrir el partido rápidamente, nos sentimos cómodos, ganamos y eso, por supuesto, que ayuda para trabajar con más tranquilidad y para creer en lo que se está haciendo.

-¿Cuál fue el mejor partido de Sarmiento en el semestre?

-Tuvimos buenos partidos, contra Huracán en Junín fue uno y contra Instituto como visitantes también. Creo que eso fueron los dos puntos más altos.

-¿Se consiguieron muchos puntos, pero crees que podrían haber sido más?

-Conseguimos una buena cifra de puntos, pero nosotros sabemos que por el desarrollo y el rendimiento de algunos partidos deberíamos haber tenido, mínimo, tres o cuatro puntos más. Un par de empates que por lo que hicimos en el partido tendríamos que haber ganado, pero el fútbol tiene esas cosas. Recuerdo los partidos de visitante contra Patronato y Almirante Brown, que nos empatan sobre la hora, con un juego absolutamente a favor nuestro, y algunas igualdades en Junín donde hicimos todo el gasto y la pelota no quiso entrar.
Creo que a lo largo de un campeonato de 40 fechas, en un futuro el fútbol te da lo que te mereces.

-¿Ante un comienzo espectacular, donde llegaron a estar punteros, cómo manejaste al grupo?

-Este es un plantel de gente con experiencia, que no se confunde. Hay muchachos que están desde el año pasado y saben cual es el objetivo, así que no se nos tiene que correr el eje. El objetivo nuestro es sumar puntos y si vos logras eso, en algún momento, vas a estar arriba y creo que estamos en una posición muy buena. Tenemos que lograr que Sarmiento transite en esta categoría con la tranquilidad que no lo pudo hacer en otras oportunidades.

-¿Sentís que Sarmiento se ganó el respeto de los rivales?

-Si. Es un mérito muy grande del grupo de jugadores. Yo les digo siempre que a un recién ascendido no siempre lo respetan como lo hacen con nosotros.

-¿Cuál es el fuerte de este equipo?

-Es un equipo ordenado, equilibrado; es muy difícil sorprenderlo. A veces pudimos desarrollar un buen juego y en otras oportunidades nos costó traducirlo en situaciones de gol, pero creo que es un equipo sólido, que tiene bien en claro a que juega. Además, en los momentos del juego que nos han dominado, no nos generaron demasiado peligro. Hemos perdido tres partidos y excepto con Banfield que nos ganó muy bien, el resto fueron muy ajustados.

-¿Faltó gol?

-En forma lineal podemos decir que si, pero varios partidos de los que empatamos tuvimos cuatro o cinco situaciones de gol, tiros en los palos. Contra Almirante, después que nos empatan, volvimos a pegar una pelota en el travesaño; con los mendocinos tuvimos dos tiros en el palo. Tuvimos situaciones de gol, es mucho mejor duplicarla. Si tuvimos tres o cuatro, tenemos que tener siete u ocho y en eso se está trabajando. Igualmente no creo que sea exclusivamente falta de gol y tampoco creo que sea por los delanteros.
Un equipo defiende bien por todos, y convierte y ataca también por todos.

-¿En que se tiene que mejorar para el próximo año?

-Tenemos que tratar de multiplicar las situaciones de gol que hemos tenido y tratar de que eso ocurra sin perder demasiado equilibrio. Hacemos las cosas muy bien y tenemos que mejorar de cara al caro de enfrente.

-Confiaste en los juveniles, entre ellos Ezequiel Cerutti que fue una de las revelaciones de este semestre

-Es un jugador importante, con mucha proyección y condiciones. Estuvo a punto de irse en junio y cuando eso finalmente no ocurrió le dije que aprovechara este semestre porque en esta categoría iba a poder mostrarse mucho más. Hizo un gran campeonato, tal vez bajó un poco el rendimiento sobre el final porque lo golpearon mucho y sintió un poquito el ritmo. Es una amenaza latente de que se vaya porque es un jugador que tiene mucha proyección todavía.

-¿Cuál es el deseo para lo que se viene?

-Lo ideal sería mejorar lo que se hizo, que no es fácil por la cantidad de puntos que se logró y porque el segundo semestre siempre es más exigente. Estamos muy contentos con el grupo, ya que responde y está muy comprometido y vamos a dar todo para tratar de mejorar lo que ya hemos hecho.

Gran apoyo de los hinchas

Sergio Lippi se refirió al acompañamiento de los simpatizantes y expresó que “lo del hincha fue bárbaro, jugamos siempre con cancha llena, de visitante cuando puedo ir nos acompañó. El jugador lo siente y toda gran campaña necesita el apoyo de la gente y nosotros lo tuvimos y creemos que seguirá siendo así porque valoran el esfuerzo de los jugadores”.

Gentileza: Diario La Verdad

  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

click en foto para ampliar

 
Diario Digital
     
     
 
 
 
Todos los derechos reservados © 2013